September 11, 2019

November 29, 2018

July 21, 2018

June 21, 2018

May 17, 2018

April 3, 2018

Please reload

Entradas recientes

Cerebro y orgasmo

May 17, 2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Cuando el deseo libera la pasión

October 9, 2017

Nadie necesita a nadie. Este es el primer paso para no alejarse del deseo.No hay cuidado en el deseo. El cuidado es muy amoroso. Es un potente antiafrodisíaco. ¿Conoces a alguien que esté excitado porque alguien le necesita?. Una cosa es quererlos, necesitarlos es un freno, porque cualquier cosa que lleve a la planificación probablemente disminurá el erotismo.
 

A menudo me preguntan ¿cómo se puede mantener el deseo en la relación a largo plazo? O la siguiente pregunta podría ser ¿podemos desear lo que ya tenemos? Es la pregunta del millón.

 

Y es que parece que donde entra el romanticismo, el deseo entra en crisis, el deseo como en poseer lo querido. Pero ambas cosas forman parte de nuestra naturaleza; por un lado necesitamos seguridad, estabilidad, dependencia, permanencia, esos elementos de nuestras vidas que llamamos hogar. Pero por otro lado tenemos la necesidad fuerte de aventura, novedad, misterio, riesgo, sorpresa… de viajar. 

 

En otras palabras, el fuego necesita aire. El deseo necesita espacio. Y como sé que esto suena muy bonito a la vez que abstracto, te diré que hay tres formas de avivar el deseo basandome en preguntas a la gente, ¿cúando encuentras más deseable a tu pareja?

 

Imaginación:  “es más deseable para mí cuando se va, cuando está lejos, cuando nos volvemos a encontrar…” Es decir, cuando entro en contacto con mi habilidad de imaginarme con mi pareja, cuando puedo excavar en la ausencia y el anhelo, que es el mayor componente del deseo.

 

Seguridad:  “Me es más deseable cuando la veo en el estudio, cuando está en escena, haciendo algo que le apasiona, cuando la veo hablando con otra gente”  Es cuando veo a mi pareja a una distancia confortable, cuando esa persona que es ya tan familiar, es por momentos, misteriosa otra vez.  Y en ese espacio entre yo y el otro reside el impulso erótico, reside el movimiento hacia el otro. Porque a veces, como decía Proust, el misterio no es viajar a nuevos lugares, sino verlos con nuevos ojos. Y así cuando veo a mi pareja por su cuenta, haciendo algo en que está involucrada, veo a esa persona y  tengo un cambio de percepción, y estoy abierta a los misterios que viven justo a mi lado.

 

Novedad: “cuando me sorprende, cuando reímos juntos, cuando se viste elgante o se disfraza..” Es decir, cuando hay novedad y no hablo de nuevas postura sexuales. Sino novedad en cuanto a ¿que partes tuyas vas a mostrar? 

 

Porque  el sexo no es algo que uno hace. El sexo es un lugar al que vas. Es un espacio al que entras dentro de tí mismo y con otro, u otros. Así que ¿a donde iras en el sexo? ¿que partes de tí conectaras? ¿que buscas expresar allí? ¿es un lugar para la transcencia y unión espiritual? ¿es un lugar para ser traviesos? ¿Es un lugar donde puedes rendirte y no asumir la responsabilidad de todo? ¿es un lugar donde puedes expresar tus deseos infantiles? ¿es un lugar donde puedes mostrarte tal cual eres?

 

El sexo es  un lenguaje. No es solo un comportamiento. Somos los únicos que tienen una vida erotica, lo que significa que es sexualmente transformada por la imaginación humana. Somos los únicos que pueden hacer el amor durante horas, pasar un rato feliz, tener orgasmos múltiples, sin tocar a nadie, simplemente porque nos lo imaginamos. Ni siquiera tenemos que hacerlo. Podemos experimentar esa potente anticipación, que es el mortero del deseo, la capacidad de imaginar como si estuviera sucediendo, para vivirlo como si estuviera sucediendo, mientras que nada está sucediendo, y todo está ocurriendo al mismo tiempo.

 

El deseo es algo que se puede cultivar con imaginación, alegría, novedad, curiosidad, misterio, pero la clave está en la imaginción. Como dijo Marcel Proust, nuestra imaginación es la responsable del amor, no la otra persona.

 Si todo el mundo fantaseara con hacerlo sobre una cama… no tendríamos esas conversacines interesantes sobre sexo. En nuestra mente pasan muchisimas cosas, como deseos y pensamientos qu muchas veces no sabemos traladar a la otra persona. Porque pensamos que el amor viene con abnegación y de hecho el deseo viene on una cierta cantidad de egoísmo en su mejor sentido: la capacidad de estar conectado con el propio yo en presencia del otro. 

 

 Las parejas que tienen una relacion llena de deseo y amor a la vez, a menudo tienen una sexualidad muy activa, saben que hay un espacio erótico que pertenece a cada uno de ellos. Y entienden que la estimulación erótica no es algo que haces cinco minutos antes de la práctica sexual. El juego erótico se inicia al final del anterior orgasmo. Pero lo más importante es que saben que la pasión aumenta y disminuye intermitentemente, pero siempre saben como resucitarla.

 

¿Quieres saber más? Entonces inscríbete a uno de nuestros talleres. Estamos DESEANDO verte por allí.

Share on Facebook
Share on Twitter